Desde siempre que he sido una adicta a las gafas de sol, ya de pequeña, desde que tengo recuerdo, las he utilizado.

He tenido miles, grandes, pequeñas, de diseño o básicas… Aunque la verdad es que siempre me gustan las que tienen colores más básicos, son más fáciles de llevar en diferentes situaciones.

Pero también tengo ese modelo de gafa, especial, que no combina con casi nada, pero que es tan especial y tan chula que quieres tenerla solamente por eso, por ser especial.

Quiero enseñaros alguna de las que me acompañaran este verano, para pasar estos días de solecito.