Un indispensable esta temporada

Una de las cosas que vuelve y con mucha fuerza esta temporada, en lo que a moda se refiere, es el terciopelo.

Tengo que reconocer, que lo odiaba cuando era pequeña. Recuerdo esos vestidos repollo de los 90 con lazo en la coleta incluido… y ahora, fijaos, me parecen monos. Si es que la moda es así, lo que antes no te gustaba o te parecía muy hortera, ahora es lo más de lo más. Cuando era pequeña, no me gustaba que mi madre se pintara los labios de rojo, me parecía horrible, y ahora, yo no puedo dejar de pintármelos.

A lo que voy, que me lío yo sola… Hace como un mes (si, llega muy tarde este post, perdonadme), tuve dos eventos, la reinauguración de una tienda de la marca Bershka y un acto solidario de la marca Kiehl´s. Son dos firmas que van mucho conmigo y con las cuales me identifico, así que no iba a perder la oportunidad de pasarme a saludarlos y disfrutar del ambiente.

Cómo yo soy una gran compradora de Bershka , elegí un vestido de ellos para la ocasión. Un vestido entubado y de manga larga de terciopelo, que dependiendo la luz, se veía o verde, o azulado. Su precio, muy bueno, 15’99.

Me parecía muy bonito, pero demasiado sencillo, así que me puse a dar vueltas por internet a ver qué complemento podría ponerle… lo que mejor le puede quedar, es un cinturoncito. Puede ser en dorado, que quedan muy chulos, pero yo me decante por un cinturón negro en la cintura.

No tenía mucho tiempo para ir a comprar un cinturón y tampoco sabía si encontraría uno de terciopelo negro, por lo tanto, decidí bajar a la mercería de mi barrio de toda la vida y comprar dos metros de cinta de terciopelo negro, y anudármelo a la cintura haciendo un lazo por detrás.

Y con la tontería, quedaba muy bonito.

Cuando llevas un vestido así, creo que los zapatos tienen que ser lo más finos que puedas. Una sandalia… no me veía mucho al ser tan tapado. Me decidí por un stillettos. Casualmente, me había comprado hacia poco tiempo, unos negros en Bsk, así que me venían de perlas para la ocasión.

Un zapato negro básico, creo que es muy importante tener siempre unos en el armario. Precio 19’99.

Elegí un bolso de mano negro, también, básico sin más.

Me faltaron unos pendientes dorados, nada, unas bolitas enanas que le hubiesen dado un toque al look, pero no los encontraba, y con las prisas, lo dejé.

El maquillaje y la peluquería fueron esta vez de mi cargo.

Quería algo muy sencillo y fácil.

Me alisé el pelo, lo peiné con ralla al lado y todo por detrás de los hombros para que no me molestase y se emplastara con el vestido.

Y el maquillaje también fue muy sencillo. Piel bonita, eye-liner finito, bien de máscara de pestañas y un pintalabios en un tono natural.

Con este vestido, lo mejor es no recargarse.

Os dejo una foto del look completo, espero que os guste.

Nos leemos otro día.

Andrea Duro

1 comentario
  1. Manuel
    Manuel Dice:

    No me llama mucho la ropa negra pero, Andrea hay que reconocer que estabas espectacular. En definitiva buen gusto y buena combinación de ropa.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.