UN RATITO PARA MÍ…

Cómo me gusta llegar a mi casa y dedicar un ratito a mis rituales de belleza.

Llevo días en Cáceres, como ya sabéis, rodando. Eso significa que he pasado muchas horas maquillada y caracterizada como una mujer de la Edad Media, y aunque Lolita, nuestra maravillosa maquilladora, cada vez que terminamos de rodar nos desmaquilla y cuida la piel como nadie, eso no quita para que luego por nuestra cuenta nos mimemos más.

Yo tengo la piel extremadamente sensible, eso quiere decir que no todos los productos, de todas las marcas, me funcionen. No existía marca en el mundo que no me irritara la piel… hasta que di con LUSH.

Es una marca de cosmética natural hecha a mano, que no prueba en animales. Eso quiere decir que solo utilizan productos naturales y pocos conservantes (hay productos que yo guardo en la nevera). Productos hechos con frutas y vegetales frescos, con aceites esenciales, sin ingredientes animales y además, en cada bote, ponen una lista de los ingredientes. ¡Me parece lo más!

Para los que sois animalistas, creo que es importante que les conozcáis. Trabajan y compran sus productos a empresas que tampoco involucran a animales en sus pruebas, solo a seres humanos. Si en vuestra ciudad, no tienen tienda, siempre podéis conocerles Online.

Podría estar horas hablando sobre la marca, esto es solo un caramelito, porque un día haré un post más extenso sobre ellos. Ahora vamos a hablar sobre rituales de belleza.

Estos son los productos que he utilizado hoy:

  • Desmaquillante 9 to 5.
  • Mascarilla facial Rosy Cheeks.
  • Crema de baño The Comforter.
  • Crema hidratante corporal y de manos Charity Pot.
  • Tónico facial Eau Roma Water.
  • Crema hidratante facial Celestial.
  • Contorno de ojos de noche y día Enchanted Eye Cream.

Para empezar, me he desmaquillado, muy importante tener la piel limpia antes aplicar la mascarilla, de una pasada sale todo el maquillaje, incluido ojos. No pica y no irrita la piel. ¡ Bien!

Con la piel ya limpia, me he aplicado la mascarilla Rosy Cheks, contiene una mezcla de caolín, calamina y aceite de rosa de Turquía. Tonifica, nutre y limpia gracias a las propiedades de la calamina y el caloín. La he aplicado por todo el rostro y la he dejado actuar unos 15 minutos, y directa a la ducha para quitarla (también puedes lavarte la cara sin más.

En la ducha, me he lavado la cara solo con agua para retirar la mascarilla, he cogido el guante de crin y he echado la crema de ducha The Comforter, que huele de maravilla. Se aplica como gel normal de ducha, solo que es un poco más denso y no necesitas mucha cantidad.

Después de la ducha, la hidratante corporal Charity Pot. Está hecha a base de manteca de cacao de comercio justo y almendras. El 100 % del precio de la crema (quitando el IVA) es destinado a una ONG.

  • Crema de ducha
  • Crema hidratante

Para la cara, me aplico el tónico facial Eau Roma Water, está hecho a base de agua de rosas y lavanda, y a parte, no puede oler mejor. Yo lo recomiendo para pieles como la mía, muy sensibles. La lavanda cura y calma, y el agua de rosas clama, cicatriza, suaviza y reafirma. No me gusta ponérmelo con algodón, porque hay que empaparlo mucho y pierdes mucho producto, por lo tanto, aplico directo sobre la piel.

Después, cuando la piel ha absorbido el tónico, utilizo la hidratante facial Celestial. Para mí, el descubrimiento entre los descubrimientos, ha cambiado mi piel. La conocí gracias a Diego, un amigo que es empleado de Lush, le pedí que me ayudase a elegir una crema y bendito Diego, que dio con la crema que mejor me va hasta la fecha. Sus ingredientes son aceite de almendras, leche de almendras, glicerina, manteca de cacao orgánica de comercio justo e infusión de orquídea fresca…

Os puedo asegurar que he pasado de tener una piel irritada y que además me daba muchos problemas a tener un rostro mucho más calmado y luminoso, porque las almendras tienen un alto contenido en vitamina E, que protege de posibles daños, mientras que las orquídeas acondicionan y alivian la piel. Y ahora gracias a esto, soy feliz.

Y qué os dire del contorno de ojos… Me era imposible utilizar contorno de ojos. No sabéis lo que me irritaban… uff. Y con este… Esto es otra cosa. El contorno de ojos Enchanted Eye Cream contiene aceite de jojoba y aguamiel de lavanda, que estimulan la zona del contorno de ojos y te ayuda a leerla firme y tersa. Es una crema además muy ligerita, suave y refrescante.

Y por último, que a veces se nos olvida, hay que hidratar los labios. No creo que a nuestras parejas les guste besas lijas. Yo utilizo Biopel de toda la vida, lo encontraréis en las farmacias.

Y hasta aquí el post de hoy, nos leemos pronto…

Un beso gigante.

Andrea Duro

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Hace unos meses, os hablé en uno de mis post sobre Lush, una marca de productos de cosmética natural que me vuelven loca http://andreaduro.es/2016/09/un-ratito-para-mi/ […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.